Durante la tarde del viernes se realizaron los trabajos de demolición de la estructura que, durante años, albergó al conocido “Bar Inglés” en calle Cochrane de Valparaíso, recinto que sufrió la caída de su fachada, en un incidente que si bien no trajo consigo personas heridas, sí acarreó una serie de enfrentamientos entre autoridades y personas vinculadas al local.

Esto, ya que la edificación de tres pisos tiene sus vigas absolutamente podridas y dañadas por la acción de termitas, teniendo dos de sus tres niveles absolutamente deshabitados. En el primer piso, en tanto, funcionaba un local gastronómico que debido a la pandemia, vendía comida bajo el sistema de delivery.

Fue precisamente el administrador del local, Miguel Villalobos, quien relató al diario El Mercurio de Valparaíso que fue la última persona que ingresó al inmueble, durante la mañana, justo antes de que se cayera la fachada.

“Hace dos años restauramos el local, los cimientos, todo, pero la fachada de arriba estaba inestable. Se le informó al dueño del edificio al cual nosotros le arrendamos, pero no tuvimos respuesta de él, así que seguimos”, dijo el funcionario, quien documentó además que los primeros ladrillos de la estructura comenzaron a caer el pasado miércoles, incrementándose la pérdida el jueves, por lo que llegó personal municipal a cercar el lugar.

“Hoy (ayer) en la mañana, entré, cerré la puerta, comenzó a crujir y en alrededor de un minuto cayó toda la estructura”, reveló, agregando que ayer se registró la pérdida total de los almuerzos dispuestos para la clientela del local que tiene 23 trabajadores.

En tanto, el dueño del local, un ciudadano chino que responde al nombre de “Johnny”, no ha formulado declaración alguna respecto al hecho, habiendo sido requerido por el matutino como también por sus arrendatarios.

El hecho también gatilló las declaraciones cruzadas entre el intendente de Valparaíso, Jorge Martínez y el alcalde de la ciudad puerto, Jorge Sharp. Y es que el jefe regional aludió directamente a fondos para recuperación de inmuebles patrimoniales por concepto de $1.000 millones de pesos, de los cuales “sólo se gastaron $400 millones y $600 millones no se ocuparon”.

“Le enviamos oficios a la municipalidad para que nos enviaran proyectos que cumplieran la normativa y nos enviaron una serie de proyectos que no cumplían con ninguna normativa y se perdieron 600 millones de pesos para restaurar, recuperar y hacer obras”, dijo Martínez.

Las palabras del intendente desataron la reacción del propio jefe municipal en su cuenta de Twitter, donde replicó que “falta groseramente a la verdad el intendente Jorge Martínez en medios de comunicación. Primero, porque fue negligencia del gobierno regional que impidió contar mil millones comprometidos; y segundo, porque esos recursos no estaban destinados para fachadas, sino para demoliciones”.

The post Valparaíso: Siguen desencuentros por caída de emblemática fachada de Bar Inglés appeared first on La Nación.