El Presidente de Argentina, Alberto Fernandez comunicó la noche del sábado, que luego de sentir dolor y cabeza y presentar fiebre se realizó un test de antígenos, el que resultó positivo, y ahora espera el resultado de un examen PCR para ratificar la infección del coronavirus.

El mandatario se encuentra asilado y señaló que se “ha contactado a las personas con las que estuve reunido en las últimas 48 horas para evaluar si constituyen un contacto estrecho para que hagan el aislamiento”.